Chile:(+56) 2 3202 6262
Colombia (+57) 312 417 9050
Perú: (+51) 1 711 8217
19
NOV
2019

Las cifras económicas y los cambios en las proyecciones para Chile a un mes del inicio de la crisis social

Job-Number

A 31 días del 18 de octubre, diversos son los números que dejan de manifiesto las -por ahora- repercusiones de las marchas y protestas en el país.

(Emol) Cuatro semanas, siete días de toque de queda, cientos de protestas a lo largo de Chile y millones de personas manifestándose. Son algunos de los números que ha dejado, hasta ahora, la crisis social que afecta al país y que hoy cumple exactamente un mes.

Pero tras 31 intensas jornadas de marchas y también de diversos registros de saqueos e incendios, ésas no son las únicas cifras que hoy protagonizan lo que ha estado sucediendo en el país. De hecho, a nivel económico, tanto las nuevas proyecciones como los catastros de daños revelan una compleja situación para el sector.

El primero en sincerar el «difícil» escenario económico del país fue el ministro de Hacienda, Ignacio Briones, quien expuso «número realistas» ante «la realidad que tenemos al frente».

Así, el 5 de noviembre, en la comisión Mixta de Presupuesto, realizó un fuerte recorte a las estimaciones de crecimiento del PIB de Chile. Para 2019, rebajó el rango de expectativas desde un 2,4%-2,9% hasta uno entre 1,8%-2,2%, mientras que para 2020, corrigió la estimación desde un crecimiento entre 3-3,5% a uno entre 2%-2,5%. Todo, tras considerar los acontecimientos que se desencadenaron desde el 18 de octubre en adelante.

Días más tarde, el 12 de noviembre, la Encuesta mensual de Expectativas Económicas (EEE) que realiza el Banco Central se alineó con las nuevas previsiones de Hacienda y el mercado proyectó que en 2019 la economía crecerá 1,9%. Por debajo del 2,5% que había estimado en septiembre y bastante lejano al 3,6% de crecimiento que se calculaba en enero.

Para 2020, el mercado fijó su «apuesta» en un 2,3%, bajo el 3% previsto en el mes anterior.

Imacec e inflación

El Indicador Mensual de Actividad Económica de octubre será dado a conocer por el Banco Central el lunes 2 de diciembre.

Para ese día, las expectativas tanto del mercado como las del Gobierno son bajas, de hecho, de cumplirse, sería el peor registro mensual de la economía desde inicios de 2017.

«Estamos esperando para el mes de octubre un Imacec que está en un rango de 0 y -0,5%, esa es nuestra estimación preliminar», dijo el titular de Hacienda el 4 de noviembre. Lo anterior, además de revelar que se espera un cuarto trimestre «con una situación completamente distinta producto de los eventos que todos hemos conocido y que básicamente tienen a muchas actividades funcionando a media máquina, a muchas pymes en problemas y que van marcar una disminución de la actividad económica».

Asimismo, los consultados por la EEE del Central proyectaron un Imacec de -0,4% para el décimo mes del año. Cabe destacar que en caso de que el registro económico se ubicara dentro del rango estimado por Hacienda, se trataría del peor dato desde abril de 2017, cuando el Imacec de dicho mes se contrajo un 0,7%.

Respecto a la inflación, el informe del Instituto Nacional de Estadísticas ya reveló el aumento de 0,8% del mes de octubre, el mayor registro desde septiembre de 2014. Lo anterior, ante la subida de once de las doce divisiones que conforman la canasta del Índice de Precios al Consumidor (IPC).

Para noviembre, en cambio, el mercado proyectó que la inflación no registraría variaciones (0%), aunque dichas estimaciones se hicieron antes de que el dólar tocara sus máximos niveles desde que existe flotación cambiaria.

Dólar se disparó y la Bolsa de Santiago cayó con fuerza

El 18 de octubre, día en que comenzaron las protestas, el dólar cerró en $712. Una cifra relativamente baja para las transacciones de esas últimas semanas que se explicaba por los positivos anuncios en materia comercial respecto a las negociaciones entre China y Estados Unidos.

Sin embargo, el lunes después de ese fin de semana, donde se registraron marchas, saqueos e incendios y se declaró Estado de Emergencia, la divisa norteamericana cerró en $727.

De ahí en adelante, la volatilidad marcó las transacciones y el dólar llegó a ubicarse en los $803,80 el pasado jueves 14 de noviembre.

La madrugada del viernes, la mayoría de los partidos políticos del país llegaron a un acuerdo transversal respecto a la forma en que será llevado a cabo el proceso de la formulación de una nueva Constitución para el país y, desde entonces, la moneda estadounidense opera en retroceso.

Cabe recordar que ante el rally alcista, el Banco Central intervino verbalmente el 12 de noviembre y expresó su disposición a intervenir ante «situaciones anómalas». Ello, después de que la moneda subiera más de $21 dicha jornada. Sin embargo, la subida continuó al día siguiente y el ente rector anunció la inyección de liquidez por US$4.000 millones para «facilitar la gestión de liquidez de la divisa».

Paralelamente, la Bolsa de Comercio de Santiago sufrió grandes pérdidas y el IPSA, índice que agrupa a las 30 principales acciones del parqué local, cayó casi 5% durante la primera semana de manifestaciones.

Hasta el jueves 14, las acciones acumulaban una baja de 12,5% desde el 18 de octubre, pero el viernes, tras el acuerdo entre los parlamentarios, se disparó por sobre un 8% y anotó su mayor alza en 11 años.

Las proyecciones del alza en el desempleo

Si bien las proyecciones varían en cuanto al tema del desempleo, todas coinciden en algo: en los meses venideros, las cifras van a aumentar.

Así, el ministro Briones proyectó la semana pasada que «vamos a tener un incremento del desempleo con harta probabilidad de 3 puntos» hacia fin de año.

Lo anterior, quiere decir que el dato podría alcanzar el 10% a nivel nacional (actualmente está en 7%), es decir, «cerca de 300 mil personas se quedarían sin trabajo a fines de este año y eso seguiría en 2020».

Desde la Multigremial de Emprendedores, su presidente Juan Pablo Swett, estimó que «a la fecha ya se han perdido 70.000 puestos de trabajo, lo que equivale a casi un punto del desempleo. Si el país no vuelve a funcionar con normalidad en los próximos 10 días, me atrevo a decir que aquí están en juego 500.000 puestos de trabajo más».

Impacto en el comercio

Las negativas estimaciones en torno al desempleo se explican, en parte, por los negativos efectos que las manifestaciones han tenido en el sector comercio. De hecho, según la Cámara de Comercio de Santiago, el costo total estimado por robos es de US$908 millones, mientras que las ventas han registrado pérdidas de US$568 millones.

El gremio proyecta que en octubre el sector caiga entre 2 y 4% y que las contracciones se repitan en noviembre y diciembre.

Por su parte, el primer catastro realizado por el Ministerio de Economía, que concluyó el 31 de octubre, arrojó que casi 6.800 pymes se vieron afectadas por las manifestaciones. De ellas, 4.782 reportaron siniestros que implican deterioros significativos en su infraestructura, equipamiento y mercadería.

Así, destacó el propio ministro de la cartera, Lucas Palacios, un 74% del total de empresas que reportaron daños corresponden a micro y pequeñas empresas, mientras que el total de trabajadores directos afectados alcanzan los 37.441.

Ante la situación, el Gobierno inició la entrega de los primeros subsidios del programa Levantamos Tu Pyme, en el cual se destinarán cerca de $14 mil millones a los afectados a través de montos que van desde los $500 mil hasta los $4 millones dependiendo de los daños.

Ventas de autos se desploman

La Asociación Nacional Automotriz de Chile (ANAC) reportó que en octubre de este año se comercializaron 28.038 unidades de autos nuevos, lo que representó un descenso de 24,5% en comparación al mismo mes de 2018.

«Al analizar la cuarta y quinta semanas del mes, las ventas fueron de 7.199 unidades, lo que se traduce en una baja de 50% en comparación con las mismas semanas de 2018», dijo la entidad haciendo referencia a los días en que ya se habían desatado las protestas.

Así, «teniendo en cuenta el actual escenario del país aún en desarrollo y las múltiples variables que deben ser consideradas en conjunto, se estima que el sector automotor, para los dos últimos meses del año sufrirá una caída de al menos 25% comparados con los mismos dos meses de 2018?.

Combustibles no variaron: Hacienda intervino

Uno de los hechos que llamó la atención estas cuatro semanas, fue que los combustibles no registraron variaciones en ninguno de sus ítems. Ante la situación, el ministro Briones reveló la semana pasada que Hacienda había intervenido.

«Acá voy a ser súper transparente, muy sincero (…) Le hemos pedido a la empresa ENAP, lo firmé yo, una petición excepcional las últimas dos semanas de no traspasar a precios los costos de importación que ellos han tenido, atendiendo una situación excepcional que está en el marco de la legalidad, está dentro de mis atribuciones, y obviamente con cargo al fisco», dijo el titular de la cartera.

De todas formas, advirtió que próximamente «va a haber un alza en el precio del combustible, es imposible que no sea el caso».

Las pérdidas del turismo

El jueves pasado, la Federación de Empresas de Turismo (Fedetur) reportó que un 50% de los alojamientos en el país han sido cancelados, de acuerdo a una encuesta realizada por el Gobierno.

Con ello, desde el gremio calculan una pérdida de al menos US$40 millones como consecuencia de la cancelación de la cumbre del Foro de Cooperación de Asía Pacífico (APEC) y la cumbre del cambio climático COP25.

Así, en entrevista con Pulso, este domingo Fedetur expresó que espera que el año cierre con una caída de 28% en la llegada de turistas extranjeros (unos 4,1 millones de personas), dado el nivel de cancelaciones y postergaciones que han tenido los servicios turísticos del país».

Para 2020, las proyecciones del gremio apuntan a una caída entre 30 y 35% en la llegada de turistas y una disminución de 30% en ingreso de divisas dada la menor cantidad de visitantes. En caso de que la crisis social persistiera, Fedetur prevé una baja en la llegada de extranjeros hasta de un 80% para el próximo año.

Share This